Liebana, mucho más que naturaleza



Liebana, mucho más que naturaleza

La comarca lebaniega posee una climatología y una tierra fértil que la hacen ser una de las más importantes, gastronómicamente hablando, de Cantabria. En ella encontramos viñedos que producen excelentes vinos, además de su universal orujo al que ya se le han añadido numerosos sabores. Abundan las frutas y legumbres, que dan pie al popular cocido lebaniego, con garbanzos, verduras y carnes propias de la comarca.

Típico es su borono, hecho con harina y sangre de cerdo y condimentado con cebolla, orégano, perejil, pimentón y sal. Un producto típico de la matanza, actividad habitual en los pueblos lebaniegos y de la que surgen unos embutidos que llevan ya el nombre de esta comarca cántabra por todo el país. Pero también hay buenas carnes de ganado ovino, caprino y vacuno y pescados de los ríos de la zona. Sin olvidar la miel, el te del puerto, el queso picón de Tresviso y los quesucos.

El cocido lebaniego

Sin duda, el principal plato de la cocina lebaniega es su cocido. Sopa con fideo fino de primero y los garbanzos, pequeños y cremosos, con su compango. No debe faltar para su preparación el repollo como verdura de acompañamiento y su famoso relleno hecho con miga de pan duro, huevos y leche.

Es fácil encontrar en cualquier restaurante de Liébana un buen cocido, la tradición manda y se lleve casi a rajatabla generación tras generación. Pero en todos estos establecimientos hay mucho más que cocido lebaniego en sus cartasstrong>. Los embutidos, el lechazo, el cabrito, las carnes rojas a la parrilla, los callos, el borono... Todos ellos de primera calidad.

En cuanto a los postres destaca sobre todo el popular canónigo. Y el orujo, que no falte para concluir una buena jornada gastronómica.

Posada San Pelayo
39587 San Pelayo Cantabria (España)
Tel. (+34) 942 733 210
Email: informacion@posadasanpelayo.com